Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2008

UN SUEÑO

en los meandros del super

De la manito de Lara, descendimos a las mazmorras de Carrefour, allí donde caen los que tienen la osadía de hacerse pis.
Los centros de compras abominan de nuestras visceras, a excepción claro de nuestros bolsillos. Esconden sus baños en lo más remoto del edificio, donde ubicarían las celdas para cualquier pecado del capital. Contra el capital, serían.
La cosa es que Lara quería ir. Y a mí me tocaba llevarla. Escaleras abajo hallamos las dos puertas. Como las de la dama y el tigre, sólo que aquí era damas o caballeros. La de caballeros no me parecía conveniente porque la meante era una dama, pequeña pero dama. Y la de damas no me parecía conveniente porque el acompañante era yo.
Dudé ante los dos caminos y a un par de señoras le parecío jocoso.
Finalmente entramos al baño de hombres, buscando un inodoro que se lo merezca. Todos eran una inmundicia, y como además estaban detrás de una larga hilera de tipos meando en mingitorios, salimos de ahí a toda marcha.
Después fuimos al baño de mujer…

Blowin' in the Wind - Mix Bob Dylan - Joan Baez

Justo cuando pensaba en escribir algo, estaba Joan Baez sonando desde el Ares con Blowin in The Win. Esos contradictorios significados me hacen cambiar la idea original, que dejaré para otro día.
Ares: Dios Griego de le Guerra
Soplando en el viento:

¿Cuántos caminos tiene que andar un hombre antes de que le llaméis hombre?
¿Cuántos mares tiene que surcar la paloma blanca antes de que descanse en la arena?
Sí, ¿y cuánto tiempo tienen que volar las balas de cañón antes de que sean prohibidas para siempre?

La respuesta, amigo mío, está soplando en el viento, la respuesta está soplando en el viento.

Sí, ¿y cuántos años puede existir una montaña antes de ser bañada por el mar?
Sí, ¿y cuántos años se permiten vivir a algunos antes de que se les conceda ser libres?
Sí, ¿y cuánto tiempo puede un hombre volver la cabeza y fingir exactamente lo que no ve?

La respuesta, amigo mío, está soplando en el viento, la respuesta está soplando en el viento.

Sí, ¿y cuánto tiempo tiene un homb…

Mínimo diálogo con Lara

Mientras íbamos de compras a El Maguito, unas cotorras hacían barullo en los árboles.
- Papá, ¿vos sabés hablar con los pájaros?
- No, pero están diciendo "hola, qué tal, qué comés, yo estoy comiendo una hormiga, ah qué bien...
- ¿Comen hormigas gandes?
- Sí, y lombrices, semillas...
- ¿Ovejas?
- ¿Abejas? No, abejas no comen porque los pican.
- ¿Comen perros los pájaros?
- Ja, no Lari, cómo van a comer perros?!
- Y, de a poquito!

Se miente más de la cuenta y, por falta de imaginación, hasta la verdad se inventa (Machado Antonio)

El otro día se nos cortó la luz y estuvimos jugando al veo veo y a a otros divertimentos decimonónicos como 6 horas.
Se me ha dado por cultivar una rutina de persistencia en mis reclamos telefónicos. Lo que antes consignaba como "ya reclamado", ha mutado en una hinchapelotez que encuentro benéfica. Si pido un taxi, por ejemplo, vuelvo a llamar cinco minutos antes del tiempo que me prometieron. "Sí, quería saber qué pasó con mi taxi". En mi cálculo, los telefonistas de cualquier sistema son personas cuya tarea asignada está eximida de toda responsabilidad, para que uno no pueda derribar el sistema quebrantando su moral. No obstante, según mi teoría, al igual que cualquier mortal, no soportan el asedio. Creo que bastará con la sola noción de estar ante un rompehuevos, para que intenten deshacerse del cargoso empujando aunque sea un poco la maquinaria.
Debemos haber llamado unas 5 veces, en esas 6 horas sin luz. En mi último llamado, pedí hablar con alguien "de más…

Crisis

Mi cerebro se enojó y se fue, dando un portazo que dejó eco en el cuarto vacío. Lo que quedó, supongamos un grupito de neuronas de guardia, se dedican a tareas mínimas de mantenimiento como deglutir, respirar y flexionar las rodillas. No sin cierta amargura; si bien saben que el bocho tiene razón en fastidiarse, por eso de pensar siempre las mismas cosas, su partida las sumió en una cierta angustia que se nota en la mirada.
Mientras algunas neuronas duermen, otras se juntan sobre una ventana a tomar mate. También piensan, pero son pensamientos pequeños, que no llegan a ser tales en verdad. Son lo que la llama de piloto a la potencia máxima del calefón. Por ejemplo, cuando por las ventanas ven a mis hijas abrazadas jugando en la pileta, estas neuronas se miran y una dice: "si estuviese aquí el equipo de sentimientos se haría una panzada". Y la otra responde después de sorber el mate: "sí, lástima que todos reconocen que lo único importante son estas cosas, pero en las…

Curso de e-Mails para Todos. Lecc 1

Al igual que en el resto de la vida, al escribir un mail las oraciones terminan con un punto, tras el cual deberá comenzarse con mayúsculas, que es el resultado de pulsar la flecha ascendente de la izquierda y -sin soltar- presionar la tecla a la que se quiera mayusculizar. EJ: T Contra Ejemplo (CEj): tLos mails deben contener asunto, de preferencia original. En los casos de correspondencia electrónica al interior de un grupo equis, la falta de asunto lleva a que todos los correos parezcan el mismo. Ej: Me acordé de cómo se llamaba el tango! CEj: RW: consultaAdemás, es de cierta higiene limpiar de listas interminables de correos el mail que se ha de enviar. Volviendo a la puntuación, es OBLIGATORIO que la coma se ubique en el lugar exacto en que se produce el descanso y que luego de ella se inserte un espacio mediante la barra espaciadora, que es esa cosa larga que está abajo. PALABRA+COMA+ESPACIO+PALABRA. Ej: caramelos, chupetines, chicles. CEj: caramelos,chupetines,chicles ó caramel…

...

Y en estos días compruebo que la dignidad tiene su precio. Para algunos habita en el insomnio o en las pesadillas, esas variantes del sueño.
No obstante todos tenemos una porción de cada cosa: libertad, salud, dignidad. El problema es cuando terminamos el plato y quedamos con hambre. Allí es donde descubro que la diferencia se paga, como ciertos estudios se pagan aparte en la obra social.
De todos modos, me adelanto a las posibles respuestas: es obvio que ni con todo el dinero del mundo puede pagarse la plenitud de éstas ni otras cosas. De hecho, sabemos que se ofrecen gratis la valentía, el amor, la felicidad.
Salvo que aquí el problema es de stock.
Todo por preguntarme por qué sólo en las películas, por qué no puede salir de mi boca la frase:
"Puedes guardarte tu dinero".