Buscar este blog

jueves, 13 de noviembre de 2008

Me puse patriotero

Hoy partió para su viaje de egresados de la primaria. Ayer se depiló por primera vez. Crece de modo inexorable y camina despacio hacia la salida de la infancia.
Pero por cierto no me conmueve tanto verla saludar una vez y otra vez, en lo que se demora el micro en su partida.
Sí me conmovió lo de ayer.
Habíamos comido a los pedos, como siempre que no hicimos tiempo de cocinar antes de llegar en manada hambrienta y acalorada. Después, algo de limpieza y a descansar un rato.

Cami se quedó en el living frente a la compu. Después de unos minutos, registré lo que venía escuchando desde allí: mi hija de 12 estaba cantando con todas sus fuerzas "Garganta con arena", siguiendo en letra y entonación al inefable Cacho Castaña. Su voz cálida de niña que se me hace grande, repasaba cada verso y cada vez que la canción terminaba arremetía otra vez:

Ya ves,
el día no amanece,
"Polaco" Goyeneche,
cantame un tango más.

Ya ves,
la noche se hace larga,
tu vida tiene un carma,
cantar, siempre cantar.

Tu voz,
que al tango lo emociona,
diciendo el punto y coma
que nadie le cantó.

Con tu voz,
con duendes y fantasmas,
respira tu en el asma
de un viejo bandoneón.

Canta,
garganta con arena,
tu voz tiene la pena
que Malena no cantó.

Canta,
que Juárez te condena
al lastimar tu pena,
con su blanco bandoneón.

Canta,
la gente está aplaudiendo,
aunque te estes muriendo
no conocen tu dolor.
Canta,
que Troilo desde el cielo,
debajo de tu almohada,
un verso te dejó.

Cantor,
de un tango algo insolente,
hiciste que a la gente
le duela tu dolor.

Cantor,
de un tango equilibrista,
más que cantor artista,
con vicios de cantor.

Ya ves,
a mi y a Buenos Aires,
nos falta siempre el aire
cuando no esta tu voz,
a vos,
que tanto me enseñaste,
el día que cantaste conmigo una canción.

Te gusta eso Cam? - pregunté estúpidamente. "Es una de mis canciones favoritas" me respondió.

Y sé bien que en ella no se está cumpliendo aquello que "el tango te espera". Capaz sea en 20 años o capaz el tango no deba esperar.
Lo que me pega y conmueve es, en este mercado de música que no dice nada tan calculadamente, donde suena y resuena "la vecinita tiene antojo", donde poco se hace por la declamada identidad y tanto Camp Rock y Hanna Montana se quedan con nuestra plata, sentí el aire fresco de una niña preadolescente poniéndole un poco de argentinidad a la tarde.

viernes, 7 de noviembre de 2008

jueves, 6 de noviembre de 2008

RELLENO FROIDIANO PARA LA REFLEXIÓN



Como hace muchos días que repito el mecanismo de abrir Nueva Entrada, mirar la página en blanco y volver a cerrar, echaré mano del choreo de inspiraciones ajenas. En tren de encontrar cualquier cosa, me tópé con el bueno de Sigmund Freud que en El malestar en la cultura decía:


" El designio de ser felices que nos impone el principio del placer es irrealizable; mas no por ello se debe –ni se puede- abandonar los esfuerzos por acercarse de cualquier modo a su realización. Al efecto podemos adoptar muy distintos caminos, anteponiendo ya el aspecto positivo de dicho fin –la obtención del placer-, ya su aspecto negativo –la evitación del dolor-. Pero ninguno de estos recursos nos permitirá alcanzar cuanto anhelamos. La felicidad, considerada en el sentido limitado, cuya realización parece posible, es meramente un problema de la economía libidinal de cada individuo. Ninguna regla al respecto vale para todos; cada uno debe buscar por sí mismo la manera en que pueda ser feliz. Su elección del camino a seguir será influida por los más diversos factores. Todo depende de la suma de satisfacción real que pueda esperar del mundo exterior y de la medida en que se incline a independizarse de éste; por fin, también de la fuerza que se atribuya a sí mismo para modificarlo según sus deseos. "