Buscar este blog

miércoles, 29 de julio de 2009

Desde el cielo las estrellas


Se han muerto ya las que brillaban: Tato, Castelo, Fontanarrosa, Guinsburg, Peña (pertenecía a lalista B), Cascioli (director de la revista Humor).
Se han opacado algunas rutilantes: Lanata, Gasalla, Les Luthiers, Pinti (no han notado en baja a estas dos?), Casero, Página 12, Serrat, los redondos...
Perdieron su rebeldía algunas que ladraban a la luna: Pergolini, Posca, Petinato, Sabina, Gieco, Silvio, Maradona (alguna ayudita a la rata en el 95)...
Y nos quedan estas estrellas de mierda todo el día en la tele: Süller, Mirtha, Moria, Susana, Winograd, Tinelli, Rial, los pumas de bengala que toman la leche en balde, Majul, Carmen Barbieri.
A tono con los políticos en la palestra: De Narvaez, los K, la Carrió, Mauri, Cobos...
Si esto que nos queda es un grupo de referentes de lo que somos los argentinos, yo quiero tramitar la ciudadanía marroquí.

viernes, 10 de julio de 2009

La Argentina inconciente

Buena parte de la culpa, otra vez, la tiene la izquierda nacional. De su ahora no tan amplio espectro, una parte optó (ya desde 2003) por encolumnarse con el gobierno y la otra por quedar a mitad de camino preguntándose hace 6 años qué será mejor. Sus cuadros desencuadrados vagan por el desierto predicando verdades que el viento disipa.
Del otro lado, la derecha gritona va tomando coraje para vengarse de cada gesto progresista conseguido por el gobierno y su zona de influencia. Aplastan en un mismo pisotón la mierda real que el gobierno no ha querido corregir y cuanto atisbo de justicia pueda contarse del kirchnerato. Son irracionales, chabacanos, inorgánicos, pero se están cocinando con el caldo gordo que les calienta el puto periodismo nacional.
Y lo que intoxica es la mezcla. Los periodistas y medios que antes semejaban ser progresistas, ahora -decididamente ahora que pasaron las elecciones y los K mordieron el polvo- son cuasi golpistas. Confunde que el golpe lo disfracen de más democracia, de parlamentarismo, de republicanismo, miremos a Honduras. Porque.... qué lindo sistema de democracia directa deben estar armando Mauricio y Francisco! Ah no sabés. No, no sabés.
En tren de despejar equis, en esto de por qué nos parecían progresistas los progresistas periodistas, creo que llegamos hasta el repudio por las violaciones a los derechos humanos de la dictadura; hasta ahí, cuando el enemigo estuvo derrotado en el campo de juego de la historia, estamos de acuerdo, en todo lo demás no.
Lo gracioso, y vuelvo al principio, es que de existir una izquierda, ésta podría decir lo mismo del propio gobierno: mucho abrazo con las madres pero no bajan el IVA, mucho descuelgue de cuadros pero no cargan con impuestos a los ricos, mucha transversalidad declamada mientras demasiado pacto con los más horribles primates de lo más bajo y corrupto del peronismo. Pero no existe, está pensando si esta vez va en el bondi correcto.
Creo que la inconciencia del momento, éste en el que Mirtha se desgañita de odio por lo que le hicieron al campo (uy cómo sufre el campo, aia qué dolor), estriba en que esta sociedad pelotuda sabe que va detrás de la consigna de bajarle la soberbia a Cristina (y, si cabe, voltearla por la osadía de tocarle un poquito así el culo a la argentina sojera) pero no tiene ni remota idea de por qué habríamos de reemplazar a esta corte.
Cierto, cierto, la inseguridad; a eso volveremos ni bien se nos pase esta bronca inenarrable por todo lo feo que hace el gobierno con lo de la gripe porcina. A eso se dedicará el nuevo gobierno surgido de las cenizas de esta pareja, a dejarnos tranquilos y que podamos caminar por las calles ya despejadas de negros, a cerrar el ciclo Blumberg (se nos cayó el ingeniero, pero bueno, fue un precursor en esto de vengar solapadamente a los milicos caídos en lucha contra la subversión encaramada en el gobierno vió) y a.... no sé, que vengan los inversores (no sabés la cantidad que se agolpan en la frontera esperando que nos volvamos "un país en serio").
Lo que no saben o parecen haber olvidado esta manga de idiotas que llamamos pueblo argentino, es que los únicos que tienen la llave de este colectivo son los propios peronistas. El último pasajero lo sube Duhalde (o alguien cree que el cheto de De Narvaez tiene media muñeca más que Scioli para manejar el bondi). Y con él qué viene? Vaya uno a saber. Lo único seguro es que Barrionuevo quedará de pie, Moyano... sigue la lista.
Lamentablemente siento que no somos ni chicha ni limonada. No tenemos un gobierno tan progre como para jugarse por una alianza latinoamericana cojonuda o para escapar hacia adelante con reformas profundas, redistributivas y defendibles. No tenemos una derecha sólida que unifique un discurso que exceda el slogan, por lo que se hace más difícil combatirla. No tenemos una izquierda por fuera que haga brotar una hojita en el surco de la esperanza.
Si todo lo que se puede esperar es que a Pino le vaya bien con los porteños que un día votan a uno y al otro día votan al otro sin que medien razones, estamos al horno.
Qué tenemos entonces? Barajas del mazo peronista, más barajas del mismo mazo. Inconciencia e inconsistencia.

eso opino yo, que no soy nadie.

domingo, 5 de julio de 2009

No bailo no



Y seguimos con las quejas (siempre está la paradoja que quien ingresa a un blog lee primero lo último, con lo que se sería más apropiado decir "empezamos", pero bueno). En este caso es una módica queja por una fastidiosa costumbre cinematográfica.

Anoche vi "Quien quiere ser millonario". Una película interesante, hindú, sobre un chico orejón que participa en un concurso televisivo y gana, y sospechan que hace trampa pero no.

La película está muy bien, posee desde originalidad, dramatismo y suspenso, hasta denuncia social y un toque de rebeldía por la creencia en castas de la India, cosas que no tienen películas como Más barato por docena.

Ponele que me hizo angustiar en un momento, o en varios. Y acá viene la denuncia del día: es necesario que al final los actores hagan una coreo en los andenes? Qué es esta moda de meterle bailecitos pelotudos a todo? Que lo pongan en "Las vacaciones de Mr. Bean" pase, pero a ésta había que meterle esta pelotudez? Es como si dijesen, "uh, los boludos se van a amargar creyendo que es en serio y es ficción; juntemos al elenco completo y hagámoslo bailar para que se den cuenta de que los muertos resucitan, los villanos son actores que sonríen en la vida real y que los que sufren lo hacen sólo porque le pagan para que finjan, que si les pagaran por hacer una película de baile también los veríamos, es un trabajo viste.

Como que nos subestiman.

No vuelvo a ver una película hindú que termine en una coreografía. En la caja debería decir: advertencia, terminan bailando y cagan todo lo bueno que el film pudiera tener antes.

Por qué no terminan con un bailecito:

La lista de Schindler

Filadelphia

El campeón

Atrapado sin salida

Love Story

Cadena de favores

etc.