Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

bestias

Soy un pececillo dorado nadando en una pecera. Abro y cierro la boca para tomar oxígeno, abro y cierro mis branquias para filtrarlo. Una vez al día tiran comida y es cuando se parece a una emoción la pelea con el manchado. Soy un pececito dorado que es feliz porque no se sabe el cuarto goldy, ignorante de su destino de inodoro. La pecera prismática es más pequeña que la otra. Pero aquí también hay piedritas y plantitas de plástico que evocan un lugar que no extraño. Nado, muevo la cola y nado. Llego hasta el fondo, después para arriba. Veo burbujas y entidades borrosas que apoyan de vez en cuando una yema.
Soy el globo de diálogo de un pez dorado, un pez globo. Soy el narrador personalizando un animal, una prosopopeya. No se si quiero ser el pez, si me figuro que hay felicidad en la ignorancia, o si es que me canso de verla, si acaso no quiero la paz del agua que enturbio, del agua que será cambiada periódicamente, y a temperatura constante.

-------------------------------
Estoy copuland…

azar

Tiro de nuevo
ya no vale
pero tiro de nuevo
voy a tirar de nuevo hasta que salga
quiero ver la generala representada en la mesa
quiero ver ese dado
del lado que quiero
Así que bato
y tiro de nuevo

y otra y otra vez quiero saber si ese dado existe

Hable con un viejo

Hable con un viejo, un consejo le doy. Yo hablé con uno ayer.
Empezamos por el calor y la primavera, y nos fuimos de Isidro Casanovas a Luján en colectivo o en cualquier cacharro que conseguíamos. Laburábamos; así que nosotros no podíamos ir el mismo día del estudiante; caíamos el fin de semana, a ver si enganchábamos algo, jaja. Los vi con esos pantalones anchos pinzados de los '50, de tiro tan alto que la camisa les quedaba corta, peinados con glostora y un bigote rififì. Bajaban de algún auto petitero que estuvieran arreglando en el taller, bien acicalados como para sacarse el olor a grasa. Brillo en el auto, brilloso el jopo y el sol iluminando el parque. También los vi menos lanzados de lo que estaban convencidos de ser con las señoritas. Cuántas minas podían ver por día en un taller de aquellos años.
"De los cuatro quedé yo solo, la puta madre". Me dijo y nos trajo de vuelta. Quise desviar el tema, pero no pude dejar de imaginar que la parca lo miraba desde unos m…

pollo

Densidades

acuéstese un danonino y golpéeselo con una maza Patafísica llore sin que se derrame una gota del mar muerto salive una perla tamaño pelota de golf y que un toro de wall street le salga del culo. la densidad me apodera se empodera La sangre es una caravana de morcillas yéndome por las venas. Desde La Cima del Mundo, me gana esa densidad, toma los huesos y hace dos alas de adamianto  de siete metros, de navajas, meten ruido zuing Abro las alas  De wolverin, que pesan como la concha de la lora Aleteo y corto, pesan. Vomito magma Y el planeta se achica incandescente Tamaño asteroide de principito Me fundo con el mundo negro